Inmigración Empresarial

La inmigración empresarial es la que comúnmente se refiere a la inmigración por empleo (inmigración EB). La inmigración EB es el proceso por el cual una persona adquiere la residencia legal estadounidense por medio de un negocio u oportunidad empresarial. La mayoría de estos casos requiere el seguimiento de tres pasos para que la persona pueda lograr la residencia permanente de los EEUU.

El primer paso es obtener la aprobación del Departamento de Trabajo (DOL) a través del proceso de certificación laboral PERM. Para obtener la aprobación, el potencial empleador, debe probar que ningún trabajador estadounidense puede desempeñar el puesto ofrecido al extranjero. Además, el empleador debe certificar que le pagará por lo menos el salario que la ley americana dispone para el puesto ofrecido, basado en la educación y/o experiencia de la persona. Es de hacer notar que en algunos casos, como los EB-1(trabajadores de prioridad), EB-2 (profesionales que tienen títulos avanzados o personas con habilidad excepcional) con un perdón de interés nacional, EB-4(ciertos inmigrantes especiales), y EB-5 (inmigrantes inversionistas), no requieren de una certificación laborar.

El próximo paso requiere que el empleador estadounidense presente una petición con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) a beneficio del aplicante. El empleador debe dar constancia que tiene los recursos para pagar al trabajador extranjero el salario publicado y que el trabajador extranjero reúne las calificaciones para el puesto. En ciertas situaciones el extranjero se puede auto-peticionar, y de esa manera no se requiere un empleador peticionario.

Después de la aprobación de la petición antes mencionada, el extranjero podrá ser elegible para presentar una visa de inmigrante para ingresar a los EEUU como un residente permanente legal estadounidense (LPR), o si ya se encuentra dentro de los EEUU, debe presentar el ajuste de estatus y así convertirse en LPR. Podrá haber, sin embargo una demora en la presentación de alguna de las peticiones. El tiempo de espera dependerá de la categoría de preferencia del caso, como también del país que proviene el extranjero.

El cónyuge e hijos solteros menores de la edad de 21 años, también podrán calificar para aplicar para la residencia permanente bajo la misma petición aprobada.

Sin embargo, un extranjero podría no ser elegible para la residencia permanente si él o ella está sujeto a uno o más cargos de inadmisibilidad. En algunos casos, una solicitud de perdón a la inadmisibilidad deberá también ser presentada para que la persona pueda ser considerada para la residencia permanente.